¿Cuántas veces hemos oído esta frase? Seguro que miles, pero hace falta que alguien te lo transmita de verdad para que te des cuenta de la importancia que tiene y de repente pienses: ¡no puedo permitirme el lujo de no comunicar! Y que mejor que ese alguien sea todo un experto como Fernando Botella, con quien hemos tenido el placer de trabajar estas últimas semanas y reforzar nuestras habilidades comunicativas.

Estas sesiones han sido un auténtico lujo para el equipo ya que nos ha dado la oportunidad de bajarnos de la montaña rusa diaria (mail-llamada-problemilla-mail-reunión-llamada…) y pararnos a pensar por un momento en cosas tan importantes como son: ¿es atractiva la forma en la que comunicamos nuestras ideas o somos un auténtico un tostón? Es tan tentador hacer lo de siempre para solucionar las cosas rápido… ¿Escuchamos realmente o ya tenemos una respuesta antes de terminar una pregunta? Os dejo unos segundos para que vosotros mismos os contentéis antes de seguir leyendo… ¿Ya?

Algunos podéis pensar que no hay nada de nuevo en estas preguntas, pero si de verdad os detenéis un instante para meditarlo, la mayoría os daréis cuenta de que sí y que tenéis un suspenso en la materia. ¡Qué miedo da pensar en estas cosas cuando hablamos de la comunicación!… Afortunadamente hay personas como Fernando Botella que se encargan de mostrarte la realidad y de enseñarte cómo puedes comunicar mejor. Por si no fuera suficiente, además de aportarte mil ideas,  consiguen que te vayas a casa con una sonrisa después de una satisfactoria semana de trabajo. Desde aquí, ¡gracias Fernando por compartir estos días con nosotros!

¡Feliz fin de semana a todos!

+ Posts