peligros_verano_dispositivos

Con la llegada del verano y las tan ansiadas vacaciones, nos disponemos a disfrutar de la playa, de la piscina, del turismo de interior… Sol, agua, arena, altas temperaturas, etc. son elementos habituales e imprescindibles del verano. Sin embargo, estos factores pueden convertirse en el peor enemigo y amenazar la vida útil de nuestros gadgets: smartphones, tablets, reproductores mp3 /mp4, altavoces Bluetooth, etc.

En este post te mostramos los 9 peligros más comunes a los que se enfrentarán nuestros dispositivos este verano, para que puedas prevenir los posibles daños:

  • El sol puede ser un problema no sólo para nuestra piel, sino también para nuestros queridos gadgets. Una exposición prolongada de dispositivos con pantalla (smartphones, tablets, eReaders, etc.), puede provocar pixelaciones y pérdida de tonalidad en dicha pantalla. Incluso si el tiempo de exposición es demasiado prolongado, podría llegar a estallar el cristal. Por eso, es recomendable no dejar nuestros dispositivos expuestos al sol, guardándolos cuando no vayan a ser utilizados o protegerlos de la luz solar mientras están siendo utilizados.
  • El agua es otro factor claramente dañino. Y no sólo el agua en estado líquido, sino también la humedad puede resultar altamente perjudicial. Además, conviene no olvidar que el agua del mar contiene sal y la de la piscina, cloro, lo que convierte en más nocivo todavía su efecto, incluso en dispositivos sumergibles. Por eso, te recomendamos protegerlos con una  funda impermeable o hermética.
  • El tercero en discordia es la arena, especialmente la de la playa, que es muy corrosiva y es el elemento que más variedad de averías provoca en los dispositivos electrónicos. No sólo puede rayar la pantalla, sino también obstruir e impedir el correcto funcionamiento de los conectores de carga y de audio. Por eso, además de un buen protector de pantalla y una funda, existen pequeños tapones de silicona universales para los conectores de audio y de carga de casi cualquier dispositivo.
  • Los altavoces portátiles resultan el complemento ideal para escuchar música en cualquier fiesta de verano. Pero cuidado con los refrescos, cervezas o bebidas alcohólicas; son malos compañeros para estos dispositivos. Para disfrutar de su potencia minimizando el riesgo, aléjalos de cualquier líquido.
  • Los niños son adorables… pero también pueden convertirse en el terror de nuestros dispositivos móviles. Y es que, con tanto tiempo libre ahora que no hay cole, los peques pasan muchas horas entretenidos con los gadgets que dejamos a su alcance. ¡Cuidado! Pueden desconfigurar la tablet, el móvil, borrar canciones del mp3/mp4, etc. Nuestra recomendación es utilizar contraseñas en estos dispositivos.
  • En esta época del año, se multiplican los desplazamientos. A esto se suma que nos encanta llevarnos los gadgets a nuestros viajes y lugares de vacaciones. Todo esto aumenta el riesgo de averías en forma de caídas y golpes. Para minimizar los daños, lo más aconsejable es proteger los aparatos con fundas y protectores de pantalla.
  • Mención aparte merecen las actividades y deportes al aire libre, tales como escalada, senderismo, bicicleta, montar a caballo, etc., que también constituyen un peligro por los golpes que pueden sufrir nuestros dispositivos. Para evitar daños, lo mejor es no llevarlos encima cuando practiquemos estas actividades. Y si los llevamos, protegerlos con  fundas especialmente diseñadas para la práctica de este tipo de actividades.
  • Los robos son otro de los peligros a los que se enfrentan nuestros aparatos electrónicos. Por desgracia, estos se multiplican en verano, debido a los descuidos en playas, piscinas, terrazas, chiringuitos…  Para evitarlos, lo mejor es llevarlos siempre encima o en bolsillos o bolsos fácilmente controlables. Para la playa, además, existen bolsas herméticas que permiten llevar las llaves, dinero y estos pequeños dispositivos al agua sin dejarlos solos en la toalla.
  • Por último, otro de los principales peligros es el desgaste de la batería, incrementado por factores como el calor y un mayor uso. Por eso, recomendamos llevar encima una batería externa portátil con conectores universales para no quedarnos nunca sin batería en nuestros dispositivos.

¿Y tú? ¿Estás preparad@ para afrontar estos peligros? Cuéntanoslo en los comentarios. Y si te ha resultado interesante, ¡compártelo! 😉

+ Posts