BLOG_smartphone

Desgraciadamente, a más de uno nos ha pasado que por un movimiento torpe o un descuido, el móvil ha acabado en el agua. Esto es una faena que es mejor solucionar cuanto antes para que todo quede en una anécdota.

Por eso, en Energy Sistem hemos decidido crear este artículo repasando las alternativas más famosas y eficaces para volver tu móvil a la vida. Entre ellas veremos el clásico del arroz, la bolsita Waterrevive y unos cuantos consejos sobre qué NO hacer cuando tu smartphone se ha mojado.

El método del arroz

Esta opción es la más famosa y no por ello menos eficaz. El arroz es como una esponja, absorbe el agua y la humedad de una manera increíble (no hay más que ver cuando hierves arroz y los copos se empiezan a hinchar como globos y el agua se empieza a consumir). Este truco es la mar de sencillo: tan pronto como hayas rescatado el móvil del agua, mételo en un cuenco o bote con arroz durante 48 horas y espera a que surja la magia. Otros productos o materiales absorbentes como los copos de avena también valdrían, pero el arroz es algo que siempre tenemos a mano y por eso esta solución está tan extendida. El único efecto secundario de esta alternativa es que te entre ansiedad por no poder utilizar el móvil en dos días. Pero como decimos aquí, disfruta y relájate, life is the best technology. 🙂

La bolsa Waterrevive

Waterrevive es una empresa que vende bolsita que contienen un líquido azul que consigue revivir tu móvil. Su uso es bastante simple: metes el móvil dentro de la bolsa durante 7 minutos, lo sacas y lo dejas reposar 24 horas. Teóricamente, después de estos pasos tu móvil debería encenderse y funcionar perfectamente.

Para acabar, os vamos a decir cuatro consejos importantísimos para no empeorar la situación una vez tu móvil se ha caído al agua:

  1. Sácalo cuanto antes del agua. Sécalo con un paño o toalla con mucho cuidado. Ten precaución y vigila que las gotitas de agua no se cuelen por ningún orificio o ranura.
  2. No muevas demasiado el móvil. Aunque sea tentador, intenta no pulsar el botón de bloqueo o las teclas para comprobar si funciona. Lo único que puede pasar si haces esto es que con el movimiento y la presión el agua penetre por el terminal.
  3. Apaga el móvil. Si tiene batería extraíble, quítasela para impedir un cortocircuito y que se apague inmediatamente. Si no la tiene, apágalo por el botón.
  4. En general es fundamental extraer todos los componentes o accesorios del smartphone (tarjeta, batería, funda) para poder secarlos individualmente.

Hasta aquí los consejos Energy para evitar resultados catastróficos una vez tu móvil se ha pegado un chapuzón. Si sabéis algún método eficaz o algún consejo que os haya servido para recuperar vuestro móvil, no dudes en contárnoslo en los comentarios.

+ Posts