La rutina nos lleva a estar la mayor parte de las horas del día sentados en una silla. Como sabrás, es importantísimo combinar las horas en la oficina con el deporte. También habrás visto numerosas formas de incorporar las rutinas de entrenamiento en el gimnasio con un estilo de vida saludable. Desde las planificaciones de entrenamientos en sala, pasando por las rutas de senderismo o running al aire libre. Tienes cientos de posibilidades de sacar unos minutos cada día para practicar un deporte que te motive. ¡Ya no hay excusa!

Para ayudarte a iniciar una nueva planificación de entrenamiento te damos una serie de tips que te ayudarán a ser constante:

  • Elige un entrenamiento deportivo que te guste. Evita dejarte llevar por las clases deportivas de moda, ya que, por muchas calorías que quemes, si no te gusta desde el principio no llegarás a sacarle el gusto y la motivación. Si estás yendo al gimnasio intenta probar todas las clases que quieras, seguro que alguna te gusta más que otra.
  • Mejor en compañía. ¿Recuerdas ese día que no tenías ganas de ir al gimnasio y al final fuiste gracias a que te insistió tu compañera/o de trabajo? La motivación colectiva es súper importante para conseguir lograr tus objetivos; y más en esos días en que te da pereza todo.
  • Elige una playlist que te motive al entrenar. Personalmente arranqué la rutina en el gimnasio mientras escuchaba la música que sonaba de hilo musical en el local. Luego me di cuenta de que rendía casi el doble si escuchaba mientras tanto la música que me gusta.
  • Selecciona unos auriculares diseñados para practicar deporte. Este tipo de dispositivos cuentan con características que los hacen apropiados para las sesiones de entrenamiento; como por ejemplo el sistema de sujeción secure-fit para evitar que los auriculares se suelten, o la protección IPX4 contra el sudor y salpidaduras.

A continuación te dejamos un par de listas de reproducción que te ayudarán a motivarte en cada sesión de entrenamiento. Ya sea rock, dance, pop… cada canción tiene su momento y lo ideal es que puedas combinar distintos estilos en función de la fase de entrenamiento en la que te encuentres: empieza con un ritmo estándar para el entrenamiento; sube las pulsaciones con la parte central; y vuelve a la calma con ritmos más pausados mientras realizas los ejercicios de estiramiento. ¿Te gustaría escuchar nuevas canciones en estas playlists? Escríbenos en comentarios y añadiremos tus canciones favoritas a las listas de reproducción.

+ Posts