¡Al agua vatios!

La música proporciona una sensación de bienestar a nuestro cuerpo y mente, pero no sólo al escucharla, también al cantarla. ¿Quién no ha cantado alguna vez bajo la ducha y se ha sentido que brillaba tanto como una estrella del rock ante miles de fans aunque sólo sea por un momento? Cantar bajo el agua mientras nos duchamos, aunque desafinemos, además de ser una experiencia divertida, tiene muchos beneficios para nuestra salud.

Mejora nuestra estado de ánimo

Cantar nos provoca una dosis de entusiasmo y un sentimiento de alegría y positividad que se contagia y nos hace sentirnos más felices y eufóricos. Esta práctica libera endorfinas en nuestro cerebro y nos llena de serotonina y oxitocina, aumentando la sensación de placer y de felicidad.

Reduce el estrés y nos ayuda a relajarnos

Cantar equilibra la actividad nerviosa de nuestro organismo, aportándonos una sensación de tranquilidad y relax. Está comprobado que cantar varias canciones disminuye nuestra presión arterial y ritmo cardíaco, acompasándose con la respiración lo que mejora la oxigenación de nuestro organismo. ¡Todos a cantar bajo la ducha!

Entrena la memoria y potencia nuestra atención

Escuchar música y cantar la letra nos permite entrenar diversas funciones cerebrales como la atención, la memoria o la concentración. Tan solo tenemos que memorizar y repetir una y otra vez la letra. ¡Cuántas veces se nos ha pegado el estribillito de una canción que hemos escuchado y no hemos podido dejar de tatarear!. ¡Qué levante la mano quién no le haya pasado!

Ejercita los músculos del rostro

Cantar, y más si lo hacemos con entusiasmo, provoca que movamos la mayor parte de los músculos del cuerpo, especialmente los de nuestra cara. Un ejercicio súper beneficioso para la elasticidad de nuestros músculos y también para nuestra piel ya que cantar le que aporta elasticidad, además de retrasar la aparición de arrugas. ¡Bravo por la música!

Cada vez más, la música es un elemento que nos acompaña en nuestras rutinas diarias, especialmente en aquellas que necesitan un empujón de energía, como es levantarnos por las mañanas, hacer deporte, cocinar y por qué no, ¡darnos una ducha!

Una rutina de higiene diaria siempre es mejor con música. Y para ello este altavoz portátil Bluetooth Outdoor Box Shower es el aliado perfecto para empezar el día con mucha Energy. Un altavoz acuático para la ducha que cuenta con Bluetooth y radio FM. Tendrás música para rato. 72 duchas llenas de temazos gracias a su batería de 12 horas de duración. Solo tienes que colgar el altavoz con la correa de sujeción incorporada y darle al play.  ¿Lo quieres? Pincha aquí

¡Ahora más que nunca, al agua vatios!

+ Posts