¿Berenjena? Es una verdura que poco a poco vamos introduciendo en nuestra cesta de la compra de forma más habitual, pero aún hay muchos reticentes, es necesario una cocción perfecta para conseguir la textura ideal para disfrutar todo su sabor.

Hoy os vamos a dar una receta para que cocinéis la berenjena en casa ya estéis solos, con vuestras parejas, amigos o familia, y con la que seguro que os apasionareis de esta verdura. En esta ocasión, nuestro compañero Fernando Cerezo va a hacer las funciones de chef responsable de la receta así que, ¡adelante Fer!

La receta de hoy la voy a llamar, “Berenjenas rellenas al horno”, creo que es bastante literal ¿no creéis?. Esta receta es versátil y podéis rellenarla de muchas cosas, carne, pescado, verduras….

Para esta sencilla receta, necesitaremos varios utensilios de cocina:

  • Una sartén
  • Un horno
  • Un rallador (opcional)
  • Un cuchillo y una cuchara

En cuanto a los ingredientes y las cantidades necesarias para dos personas:

  • 1 berenjena grande
  • Tomate frito al gusto
  • 1 pimiento verde
  • Queso fácil de gratinar al gusto (Emmental, Mozzarella, …)
  • ½ cebolla
  • Aceite de oliva
  • Como parte del relleno, puedes usar atún, carne picada o alguna verdura más.

Hoy mientras cocinaba, quería escuchar un podcast, así que he cogido mis Urban 4 True Wireless Space para no molestar a nadie en casa. Además, como no tienen cables, me permiten moverme con libertad por toda la cocina evitando enredos.

¿Empezamos?

Como siempre, lo primero es ir encendiendo el horno para precalentarlo a aproximadamente 180º. A continuación, partimos longitudinalmente la berenjena y esparcimos una gotita de aceite de oliva por el interior de cada una de las mitades.

Mientras se calienta el horno, metemos boca abajo las berenjenas, el objetivo: que se ablande un poco la carne de la berenjena para poder limpiarla mejor, unos 10 minutos serán suficientes.

Jajajaja… estoy escuchando el programa “Nadie Sabe Nada” un podcast semanal muy divertido de Andreu Buenafuente y Berto Romero. Llevan desde 2013 con el programa en Cadena Ser y aunque lo escucho desde hace solo unos meses, estoy enganchado. Algo menos de una hora de comedia radiofónica.

Bueno… vamos a empezar con el relleno; coged la sartén con un poco de aceite y fuego medio-bajo y vais añadiendo la cebolla y el pimiento verde y lo rehogáis durante unos minutos hasta que veáis que el pimiento verde esta blandito y la cebolla está tornándose marrón. No voy a especificar como cortar el pimiento o la cebolla, porque para este tipo de platos, es al gusto. En mi caso, para esta receta y dado que se trata de un relleno, lo dejo todo bien picadito.

Una vez pasados los 10 minutos con la berenjena en el horno, la sacamos y ojo, no debe estar completamente marrón, ni cocinada, pero debería haberse ablandado ligeramente para  que con una cuchara podamos rebañar la carne de la berenjena al borde de la piel.

Ojo al truco, si realizáis un corte en el centro y a lo largo de la berenjena y 4 o 5 cortes a lo ancho sin cortar la piel, conseguiremos que se ablande el interior más rápido, y que luego nos cueste menos vaciarla.

Una vez vaciada la berenjena, volvemos a meter la piel al horno, esta vez boca arriba, y la carne de la berenjena la cortamos en daditos del tamaño de un garbanzo, algo mas grande que el pimiento y la cebolla que habíamos picado y lo introducimos en la sartén junto con los otros dos ingredientes que ya estábamos rehogando.

Hablando de podcast, mis preferidos son el que he mencionado que estoy escuchando,” La vida moderna”, otro programa de comedia, dirigido por David Broncano y “Fuera de series”, un podcast en el que hablan de principalmente de series de tv, muy interesantes.

Una vez tengamos la berenjena ligeramente tostada, añadimos el tomate frito de tal forma de que no quede como una salsa de tomate de verduras, sino como un acompañamiento que de cierta forma adhiera todos los ingredientes entre sí. Imaginaos una empanadilla, pues algo similar. Por último, añadís el atún y lo dejáis unos minutos. Este paso es importante, porque junto con el tomate, conseguiréis que la berenjena alcance su punto de cocción perfecto. En el caso de que añadáis carne u otro pescado que requiera algo de cocción, mi recomendación es añadirlo previo a la salsa de tomate para lograr que ese ingrediente alcance el cocinado necesario.

Añadimos el relleno a las berenjenas y en la parte superior añadimos el queso. Yo suelo comprar una porción de queso, y lo rallo, así se funde mejor, pero podéis comprarlo ya rallado o en lonchas.

Cambiamos el horno a modo gratinar y programamos temporizador en 10 minutos. El podcast no ha terminado, pero voy a pausarlo con el control táctil del auricular, porque quiero estar atento al timbre del horno.

Finalmente, para que cojan ese color dorado que me encanta, lo he tenido que dejar un par de minutos más, y bueno, ¡me han quedado perfectas!

¿Qué tal os ha salido a vosotros?

 

+ Posts