El estilo de vida sostenible está de moda. La creciente concienciación sobre la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente nos lleva a tomar las riendas de nuestro día a día, aplicando nuevas rutinas que fortalezcan nuestro compromiso con el mundo que nos rodea. Desde utilizar materiales respetuosos con el medio ambiente, hasta ahorrar en el consumo de luz y agua en casa. Cualquier medida que puedas poner en práctica desde ya es un punto a favor.

Seguro que tienes en mente varias pautas para empezar a aplicar desde hoy mismo. Nosotros queremos ayudarte, y por eso te traemos cinco consejos para llevar una vida sostenible desde casa.

¿Qué consejos ecológicos puedo aplicar en casa?

Cómo reducir, reutilizar y reciclar

La primera regla básica: las 3 erres. Reduce el consumo diario de plásticos en casa, reutiliza al máximo posible los envases para almacenar alimentos (recipientes de cristal, por ejemplo) y recicla los residuos para cada uno de los contenedores que tienes a tu disposición. ¡Con estas 3 normas ya tienes más de la mitad del trabajo hecho!

Aprovecha la luz natural

España es uno de los países con más días de luz natural a lo largo del año. Ahora que la mayoría nos estamos acostumbrando a trabajar desde casa, es el mejor momento para buscar los puntos más luminosos y trabajar con la luz natural. Lo notarás en las facturas de luz a final de mes y te sentirás más relajado para trabajar desde casa.

Rodéate de productos sostenibles

Cada vez somos más las marcas que nos sumamos al compromiso sostenible. En Energy Sistem hemos lanzado la nueva familia de altavoces y auriculares Eco, elaborados con maderas y materiales 100% respetuosos con el medio ambiente. Bienvenid@ a la música sostenible 🎃

Lleva una bolsa de tela siempre contigo

Para ir a comprar al supermercado, de tiendas o de visita a casa de tus amigos. Una tote bag como esta te garantiza la comodidad que necesitas para transportar hasta 9kg, y elaborada con algodón 100% sostenible.

Cierra el grifo

Tenlo en cuenta cada mañana cuando entras al aseo. Intenta cerrar el grifo cada vez que puedas, ya que así conseguirás un ahorro en tu consumo doméstico y nuestro planeta te lo agradecerá cada vez que te lavas las manos. ¡Es bien fácil!