Actualmente, los ratones enfocados a gaming se lanzan con una serie de parámetros que permiten mejorar la experiencia de juego. Dentro de estos ajustes, el DPI de un ratón (puntos por pulgada) es uno de los más destacados a la hora de comprar el mejor mouse gaming que se adapte a tu estilo de juego.

¿Recuerdas cuando los ratones contenían una bola de goma que rodaba mientras movía el cursor? Aunque suene a antiguo, este sistema fue el inicio de los ratones para PC como los conocemos hoy en día. Como sabrás, los modelos actuales sustituyen este sistema para dar paso a los ratones ópticos y láser.

Qué es el DPI de un ratón

Los DPI (en inglés, Dot Per Inch) son una medida de la sensibilidad del ratón. Es decir, es la cantidad de puntos que un sensor reconoce dentro del espacio de una pantalla. Esta unidad de medida se utiliza para discriminar entre dos puntos. A mayor número de DPI, más puntos podrá distinguir un ratón. Por lo tanto, menos distancia hay entre estos puntos.

Por ejemplo, si un ratón tiene 6400 DPI significa que, si mueves el ratón una pulgada, el cursor se moverá 6400 píxeles. Esto mejora la rapidez de respuesta en el juego, como es el caso del ratón Gaming Mouse ESG 2 M2 Flash de Energy Sistem.

mouse_gaming_energy_sistem

¿Cómo se traduce esto? En función de la resolución de la pantalla y según los DPI seleccionados en ese momento, el cursor ser moverá más rápido o más lento. Lo normal es que, en una pantalla de 1080p o, como mucho, 4K, la cantidad de DPIs sea inferior a 10000. Es una cantidad más que suficiente, ya que un DPI extremadamente alto provocaría que el cursos del ratón “volara por la pantalla”.

Si quieres conocer más detalles acerca de los periféricos gaming de Energy Sistem, solo tienes que echar un vistazo en la web para conocer en detalle los teclados, ratones y auriculares gaming. ¡Estás a un paso de conseguir la próxima victoria!

+ Posts